EL ENFOQUE GESTÁLTICO 

Breve síntesis histórica del recorrido del enfoque Gestaltico

      El Enfoque Gestáltico surge a mediados del siglo pasado respondiendo a cambios culturales y avances científicos en el campo de la percepción y de la organización de los conocimientos donde los paradigmas y sistemas de creencias  imperantes comenzaban a entrar en crisis ya que no podían dar cuenta de todos los fenómenos que se observaban.

        Hasta ese momento la herencia del pensamiento religioso (separar el cuerpo del alma), retomada de alguna forma en el campo científico más tarde por Descartes quien propone pensar al ser humano como una dualidad, mente-cuerpo, y desde un enfoque mecanicista (como una maquinaria)  había signado la manera en que se estudiaba al hombre: la mente por un lado, y el cuerpo por otro. Asimismo, objetividad era valuada por encima de la subjetividad, considerando a la percepción como "engañosa". Era el auge del pensamiento científico; el modelo de ciencia era la física e imperaba el modelo Newtoniano que rezaba que el universo estaba en su totalidad reglado por leyes, que estas leyes eran uniformes, y que era posible llegar a conocerlo todo. Para Newton el universo tenía un orden y era estable en ese orden. Más tarde Kant formulará que el sujeto "modifica" (o interfiere con) el objeto que observa constituyendo lo que  llama "fenómeno" (campo observador-observado). Los avances en el pensamiento propiciaban cada vez más y en disciplinas diversas miradas más integradoras. El característico método científico en el que el objeto era estudiado en un laboratorio, diseccionado y aislado de su contexto fue dando paso a una nueva mirada que intentaba observar el organismo en su ambiente.

    El ser humano no quedó fuera de esta movida, comenzando a concebirse a sí mismo como una totalidad con múltiples aspectos como facetas de un mismo diamante. Pero allí no termina la cuestión, cada faceta a su vez es parte vinculante con el ambiente en alguna forma específica, y debe mirarse en función del espacio con que se contacta, es decir, que se incluye el entorno o ambiente en la mirada, pasando a conformar el hombre una totalidad inseparable de su ambiente e inconcebible sin el. Es el nacimiento de lo que será la mirada de campo. Estas nuevas miradas hicieron que el ser humano deje de ser un objeto de estudio "aislado" cuyas instancias internas estaban condenadas estructuralmente al eterno conflicto, para pasar a pensarse como parte integrante -y configuradora- de un campo que lo excede y con/en  el cual interactúa contínuamente.

    Los gestaltistas no conciben a un individuo sin considerar el campo en el que despliega su existencia, al que denominamos su Aquí y ahora, sabiendo que cada individuo posee una interpretación única de ese aquí y ahora. Así, cuando miramos, no miramos un mero recorte dentro de su mente (el inconciente por ejemplo) sino la totalidad que conforman él o ella y sus circunstancias: una totalidad en permanente movimiento donde ambos, organismo y ambiente, en constante interacción se modifican mutuamente. 

  Fritz Perls (1893-1971), principal artífice de este enfoque, era médico y psicoanalista; sufrió los embates de la guerra y terminó emigrando a Sudáfrica donde creó un instituto de psicoanálisis. Sin embargo,  al recibir diferentes influencias como las leyes de la gestalt de la Escuela Alemana de los experimentalistas; Existencialismo; Fenomenología (Husserl) ; Psicodrama (Moreno); Jung; Bioenergética (Reich); Korsinwky; Teoría del campo de Kurt Lewin; Budismo zen, etc.) conforma esta nueva mirada psicoterapéutica y se aleja definitivamente del psicoanálisis. Se traslada a Estados Unidos y allí comienza a desarrollar su trabajo más importante. 

    Gestáltico proviene de "Gestalt", vocablo de origen alemán, que remite a algo como "forma o configuración" . Los pioneros que estudiaron la percepción se dieron cuenta de que es irreductible, percibimos totalidades, y si intentamos una diseccion de los elementos de un acto perceptual perderíamos lo percibido. Ej.: una persona es algo distinto a la suma de sus órganos así como un órgano es distinto a la suma de sus células. Si bien Perls comienza hablando de Terapia Gestáltica (la palabra terapia conserva para las personas un sentido restringido de practicas destinadas a sanar o tratar las enfermedades), pronto da a su teoría una visión más amplia, que incluye el desarrollo personal y una filosofía de vida:...”La terapia es demasiado beneficiosa para reservarla a los enfermos...”.razón por la que preferimos hablar de Enfoque en lugar de terapia. 

    El enfoque gestáltico es parte de las nuevas miradas que revolucionaron la ciencia dando origen al paradigma actual del la complejidad, donde se sabe que no existen leyes fijas en el universo, que los fenómenos poseen una estabilidad variable y que a veces desobedecen toda ley (teoría del caos).

    El enfoque gestáltico propone la autoactualización: todo en la naturaleza se actualiza según su origen; por el contrario, el hombre trata de ser según ideales, no según lo que es; en consecuencia se enferma. El Hombre ha distorsionado su autenticidad por el “debe ser”, malogrando el mecanismo autorregulador de sí mismo y perdiendo el sentido mismo de la vida. Y el sentido mismo de la vida no es otro que tender a vivir lo más plenamente posible.